Lo aprendí de mi abuela

Lo aprendí de mi abuela

A tomar café.

El poder curativo de los “guarapillos” de manzanilla, poleo y naranja y del caldo de gallina del país.

A levantarme a las 4:00am.

A amar los jardines, las plantas y las flores.

Que es mejor parir en la casa.

A criar con teta.

A recoger huevos de gallina.

A alimentar a los cerdos (y por esa línea a preparar morcillas…)

Que nada mejor que la leche de vaca recién ordeñada.

A desgranar gandules.

Que el arroz blanco con tortilla es rico.

A hacer arepas de maíz.

Que los chips de batata frita son una delicia.

A amar la comida de fogón.

A comer viandas con bacalao.

Que el dulce de lechosa, el dulce de coco y el arroz con dulce ¡puede ser los mejores postres del mundo!

Que una buena merienda es una taza de café con galletas adentro, pero si no es taza de mantequilla no sabe igual.

A enviarle un poco de lo que cocinas a tu vecino sin motivos especiales.

A reusar tooooodos los envases.

Que la manteca el lechoncito no te mata del corazón.

Que a los niños se le prepara arroz con leche.

Que donde come 1 comen 14.

A planificar un menú semanal y que todos los viernes se come sopa de fideos con carne de res y un poco de arroz blanco.

Que la sopa del viernes se sirve con cuchara de higüera.

A hacer escobas de yerbas para barrer el batey.

A guardar la leña.

A tener una toalla en el pasillo de la cocina para secarte las manos. (Nada de papel)

Que las tradiciones se respetan, no importa si no compartes la creencia.

Que si tienes invitados en tu casa es importante atenderlos con esmero.

A que me gusten las faldas.

A recordar a las personas por su olor… ella siempre olía a Tabú.

Que el compacto de Maja es el mejor.

Que una buena crema antiarrugas es un artículo de primera necesidad. (No lo practico, pero me lo enseñó)

Que las mantillas son hermosas.

Que los roperos guardan secretos mágicos.

¡Qué las llaves de esos roperos son las más hermosas del mundo!

Que para criar hijos con Valores Morales no tienes que ir a la escuela ni saber leer o escribir.

A pedir la Bendición.

A tener Fe.

Me enseñó tantas cosas que no acabaría de escribirlas nunca. Vivo agradecida por todo lo que aprendí y me viene de ella.

La muerte no corta nuestro vínculo porque es uno basado en el Amor. 🙏🏾 🥀

Advertisement